lunes, enero 09, 2006

Mudanza

Me llevo los bártulos a http://blogs.periodistadigital.com/arturoposada.php. Les espero allí.

martes, enero 03, 2006

Corazón sin razón

Los trabajadores del programa Corazón de Invierno (TVE) deben creerse más importantes que los famosos (y famosetes) de los que habitualmente informan. Con interés contemplo cómo dedican una pieza a los niños de renombre (Leonor y así) que han nacido en 2005. Nada que objetar, en principio. Pero, claro, no pueden hacer frente al virus el-periodista-también-es-la-noticia. Tras hablar de las famosas que han alumbrado, el programa que presenta Anne Igartiburu (¿a quién lanzabas piedras en tu juventud?) adjudica el tiempo de la televisión pública a informar sobre los hijos que han parido trabajadores ignotos del programa: el vástago de tal redactora, el bebé de no sé qué cámara. Tres gónadas me importa: esos niños sólo son noticia para sus padres. El resto de los españoles no tenemos por qué aguantar el baboseo.

domingo, enero 01, 2006

Resacas

1 de enero de 2006. Tres de la tarde. Aun equivocándose, Helena Resano acierta en la presentación del Telediario de Televisión Española. "Hola, buenas noches...".

miércoles, diciembre 28, 2005

28 de diciembre: atención a los periódicos

Siempre he considerado aberrante que los medios divulguen noticias falsas... aunque se trate del 28 de diciembre. Por una extraña costumbre, periódicos, radios, televisiones (y hasta blogs) utilizan este día para bromear con el periodismo. ¡Como si la actualidad no fuera, en ocasiones, suficientemente inverosímil! El Mundo lleva publicando inocentadas desde el 11-M, la información de la COPE es una broma en sí misma y el cambio de Gabilondo por Francino en la SER suena a chiste.

En cualquier caso, las bromas van desapareciendo de los periódicos serios (Juan Luis Cebrián amenazaba con despedir a quien publicase una inocentada en El País) y cobran protagonismo en los sensacionalistas deportivos. Marca y As se llevan la palma de las majaderías. El primero publica que Fernando Alonso firma con Florentino. "El Real Madrid ocupará los espacios publicitarios que ocupaba Telefónica en el coche de Fernando, que irá completamente de blanco, a excepción del rombo de Renault, salvo cuando compita en Montmeló y el Gran Premio de Francia, donde la condición de local del piloto y la condición de local del equipo, les obligará a lucir la segunda equipación (azul, como el equipo de Concha Espina)". La desinformación aparece en las páginas 44 y 45.


Peor es lo del diario As. Bajo la firma del bufón Tomás Guasch (los periodistas deportivos con este apellido suelen ser unos gansos), el periódico titula en las páginas 2 y 3: "Butragueño aconseja el fichaje de Guardiola. Lo considera clave para el nuevo centro del campo madridista". Dos páginas falsas para un símbolo culé que acaba de fichar por los Dorados de Culiacán.

Quizá lo único bueno de este Día de los Inocentes (matanza de niños que se conmemora con payasadas) tenga que ver con la atención que se dedica a los periódicos. El lector, que habitualmente arrastra con desgana los dedos por las páginas, escruta en esta ocasión cada titular, cada párrafo, cada foto, a la caza de la broma. Y, bueno, no está mal que, por un día, un montón de personas lean el periódico de cabo a rabo.


martes, diciembre 27, 2005

África

El artículo de Paul Theroux en El País de este martes resulta demoledor para Bono. No, no para el ministro encantado de haberse conocido: se trata de Paul Hewson, el cantante de U2 que se llama a sí mismo Bono (antes Bono Vox). El artista (una de las tres personas del año, para la revista Time) cree que los problemas de África se resuelven a base de macroconciertos de rock (con pocos artistas africanos, por cierto) y perdonando la deuda exterior a países cuyos gobernantes se llenan los bolsillos con el dinero de las arcas públicas. Sólo por leer las recetas que propone Theroux en este artículo, publicado también el 15 de diciembre en The New York Times, merece la pena comprar periódicos.


http://www.elpais.es/solotexto/articulo.html?xref=20051227elpepiopi_6&type=Tes&ed=diario

miércoles, diciembre 21, 2005

La mujer del César

Con motivo de la publicación de su número 2.000, El Día de Valladolid ha sorteado un cheque-regalo de 2.000 euros entre sus lectores. Curiosamente, la ganadora ha sido Virginia Villazán Miguel (según refleja el periódico el martes 20 de diciembre en su página 18), novia de uno de los redactores del periódico. El azar es lo que tiene.

martes, diciembre 20, 2005

Contraperiodismo


Fíjense en el titular y pásmense. Leamos el primer párrafo: "Los edificios institucionales de la ciudad [Valladolid] cumplen con la legislación básica en materia de prevención y extinción de incendios, así como en lo relativo al desarrollo de planes de evacuación de personal. Así lo ha constatado este periódico tras consultar al Cuerpo Municipal de Bomberos [...]".

La información (¡el bombazo!) abre la sección de local de El Día de Valladolid. La noticia es... que no hay noticia. El periodismo de denuncia pasa por... que no hay nada que denunciar. Posibles informaciones para otros días: "Los edificios de la capital están bien construidos"; "Los vehículos de la ciudad respetan los semáforos"; "Los vallisoletanos duermen por las noches"; "Ayer también amaneció".

Nos encontramos ante un caso claro de contraperiodismo. El redactor piensa: "Voy a investigar si los edificios oficiales cumplen la normativa contra incendios. Si no lo hacen, ya tengo la noticia". La realidad es que todo está en orden, con lo cual la posible denuncia queda invalidada. Pero el redactor (y sus superiores, verdaderos responsables de este sinsentido) no se arredra y saca los fuegos artificiales en forma de titulares de muchos cíceros. Si ésta es la noticia más importante de la actualidad local no merece la pena seguir leyendo el citado diario.