miércoles, octubre 06, 2004

Fraga

Manuel Fraga sufrió un desvanecimiento mientras leía un discurso en el Parlamento gallego. Diputados de distintos grupos lo sacaron de la tribuna casi a rastras. Fraga cumplirá 82 años en noviembre. Sigue en activo, tambaleándose. Los políticos, como el Papa, pueden ejercer su profesión de manera vitalicia, hasta que la muerte los separe de su trabajo. El resto de los mortales no tenemos las mismas opciones. A los 65 como mucho, jubilación. Los políticos deberían pregonar con el ejemplo. ¿Qué impide que un profesor siga impartiendo clases si está en posesión de todas sus facultades? ¿Por qué Fraga puede estar 17 años más que un trabajador dando el callo? ¿Sigue pensando el PP que es el mejor activo para la próxima campaña gallega?