miércoles, octubre 13, 2004

¡Qué lindo que mentiste!

No por ser de opinión, los artículos de los periódicos pueden mentir o partir de premisas falsas. Es lo que sucede en la columna de Elvira Lindo, publicada en la última página de El País. Bajo el título Cotilleo escribe Lindo acerca de un artículo de The New York Times (aunque ella se come el artículo determinado inglés). "España, país inexistente en la prensa extranjera, aparece de pronto en el New York Times. […] La razón por la que España apareció en el New York Times fue de carácter bien distinto [a la condición de país azotado por el terrorismo o por haber retirado sus tropas de Irak], era un extenso artículo sobre la situación de indefensión a la que se ven sometidos los personajes públicos ante la prensa del cotilleo". Según Lindo, España es mencionada en The Old Gray Lady de Pascuas a Ramos y, para una vez que aparece, el diario se centra en el acoso que sufren los famosetes patrios con la telebasura como telón de fondo. Pero Lindo yerra.

a) España no es un país inexistente en la prensa extranjera. Su presencia en los medios internacionales es bastante elevada. No resulta inferior, en ningún caso, a la de otros países de nuestro entorno.

b) The New York Times no es "un periódico para el cual somos casi siempre un país inexistente", como concluye la articulista. Esa afirmación indica falta de lectura de La Vieja Dama Gris (cada vez menos gris en su primera página).

c) Ofrezcamos datos.

Utilizando el buscador del periódico en Internet, la palabra Spain ha sido impresa en los últimos 30 días en 111 ocasiones con titulares como "España desaira a Estados Unidos en su fiesta nacional" (12 de octubre); "Investigadores españoles no pueden dormir tranquilos sobre los restos de Colón" (11 de octubre); "Bajo presión, España trata de cerrar una puerta abierta [sobre la inmigración]" (10 de octubre); "La Iglesia y el Estado chocan, ruidosamente, en España" (4 de octubre); "Francia se une a España para capturar a una pareja acusada de terrorismo" (4 de octubre); "España: el consejo de ministros despeja el camino para los matrimonios de homosexuales" (2 de octubre)… y así podríamos seguir. Como se ve, Elvira Lindo o no lee The New York Times o buscaba un argumento fácil, con premisa falsa, para escribir su artículo. Y en ninguno de los dos casos la columnista sale bien parada.