jueves, noviembre 18, 2004

Hijo de p (puntos suspensivos)

Algunas cadenas de televisión estadounidenses han emitido los disparos a quemarropa de un marine a un iraquí herido y, presuntamente, desarmado. Los disparos se escuchaban con total crudeza pero los fucking y motherfucker de turno estaban convenientemente silenciados por pitidos censuradores. La muerte se puede mostrar, las palabrotas no. En España esto escandaliza mucho y, sin embargo... ¿No es cierto que en nuestro país, estado, nación o entelequia (que no sé) existen medios que publican fotos sangrientas de atentados en toda su crudeza y no son capaces de escribir en su contexto expresiones tales como hijo de puta o cabrón sustituyéndolas por mojigatas abreviaturas tales como hijo de p... o c...? ¿Vemos acaso el cum shot en el ojo ajeno y no el lecherón en el propio?