martes, enero 03, 2006

Corazón sin razón

Los trabajadores del programa Corazón de Invierno (TVE) deben creerse más importantes que los famosos (y famosetes) de los que habitualmente informan. Con interés contemplo cómo dedican una pieza a los niños de renombre (Leonor y así) que han nacido en 2005. Nada que objetar, en principio. Pero, claro, no pueden hacer frente al virus el-periodista-también-es-la-noticia. Tras hablar de las famosas que han alumbrado, el programa que presenta Anne Igartiburu (¿a quién lanzabas piedras en tu juventud?) adjudica el tiempo de la televisión pública a informar sobre los hijos que han parido trabajadores ignotos del programa: el vástago de tal redactora, el bebé de no sé qué cámara. Tres gónadas me importa: esos niños sólo son noticia para sus padres. El resto de los españoles no tenemos por qué aguantar el baboseo.

1 Comments:

Blogger Ana Posada-Shaw said...

Pues que disfruten de sus centavos. Como dijo Víctor Hugo: La popularidad es la gloria en calderilla. Tan ignotos son ellos como los "BFF's" de Paris Hilton o la Campanario.

8:51 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home